Ectomorfo, mesomorfo o endomorfo?

Además de la dieta y del entrenamiento, hay otro factor que entra en la ecuación del culturismo: la genética. Existen 3 tipos de cuerpos y todos tenemos uno de ellos, aunque el de muchas personas sea una mezcla de 2. Estos tipos son: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo.

Tal y como cabría esperar, cada tipo de cuerpo reacciona de forma distinta a un mismo plan de entrenamiento y de nutrición. Por eso el entrenamiento o la dieta de una persona no tienen por qué ejercer los mismos efectos sobre otra. Una vez que sepa cuál es su tipo de físico, sus ventajas y sus desventajas, podrá crear un plan adecuado a su desarrollo muscular.

Estas son las 3 clasificaciones:

Ectomorfo (A)

Los individuos ectomorfos se caracterizan por una estructura delgada. Suelen tener problemas para ganar grandes cantidades de masa muscular y, al poseer un metabolismo muy acelerado, no son propensos a ganar masa grasa. Consiguen quemar las grasas con bastante facilidad y suelen dárseles mejor las actividades aeróbicas.

En cuanto a los suplementos, no necesitan termogénicos, salvo raras excepciones. Sin embargo, los gainers (productos para ganar peso) sí son bienvenidos. El consumo de multivitamínicos también es muy recomendable.

Un buen ejemplo de un culturista ectomorfo es el legendario Frank Zane.

Mesomorfo (B)

Estas personas han sido bendecidas con hombros anchos y una cintura estrecha. Pueden ganar masa libre de grasa con cierta facilidad y su cuerpo posee la típica forma en V. Presentan un metabolismo más lento que el de los ectomorfos, por lo que pueden necesitar más trabajo de cardio y una buena dieta para eliminar los kilos de más.

La mayoría de los culturistas profesionales, como Nasser El Sonbaty o Gunter Schlierkamp, están en esta categoría. Si es usted mesomorfo, los termogénicos pueden hacer que le resulte mucho más simple quemar grasas.

Endomorfo (C)

Se caracteriza por poseer una mayor densidad ósea, gran cintura y caderas anchas. Además, sus brazos y sus piernas son relativamente cortos. Normalmente, consiguen ganar masa muscular con gran facilidad. Sin embargo, al poseer un metabolismo muy lento, ganan masa grasa al mismo tiempo que ganan masa magra.

En cuanto a eliminar las grasas, los endomorfos necesitan toda la ayuda que puedan conseguir. Es decir, además de cardio, es aconsejable que utilicen termogénicos o suplementos que favorezcan la quema de grasas, como la L-carnitina o el CLA.

 как ускорить работу сайтаспособомиконка для сайта скачатьпрокурор пушокof

Comments

comments

Leave a Reply